Unos hábitos saludables diarios, la clave de una vida sana

habitosaludable.jpg

Llega la Navidad a Canarias, las comidas copiosas y los excesos típicos de estas fechas. Ya sabes, los encuentros para brindar con amigos por la zona de Triana o visitar el Belén de la playa de Las Canteras o para celebrar la vuelta a Gran Canaria de aquellos que van a reencontrarse con sus familias, especialmente, con sus personas mayores. Como queremos que lo disfrutes a tope y que cuides de tus mayores como se merecen, vamos a recomendarte una serie de hábitos saludables para que superes con nota estas navidades y tengas una guía para seguir así en 2016.

Hábitos saludables diarios que te ayudarán a llevar una vida sana

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud como “un estado de completo bienestar físico, mental y social”, lo que supone que este concepto va más allá de la existencia o no de una u otra enfermedad. En consecuencia, más que de una vida sana hay que hablar de un estilo de vida saludable del que forman parte la alimentación, el ejercicio físico, la prevención de la salud, el trabajo, la relación con el medio ambiente y la actividad social. El clima de Canarias favorece muchas de estas cuestiones pero tenemos que poner de nuestra parte para completar este ciclo de vida sana.

Por ello, te recomendamos todos estos puntos para llevar una vida saludable:

Lleva una dieta equilibrada

Una alimentación saludable se rige por incluir todos los alimentos contemplados en la pirámide nutricional, pero en las proporciones adecuadas y en la cantidad suficiente (no más) para mantener las necesidades nutricionales del organismo en función del consumo energético que éste realiza con la actividad diaria. Estos días tendrás la mesa llena de suspiros de Moya, polvorones y turrones, ten cuidado y cómelos con mesura.

Ten cuidado con la ingesta de grasas

Las grasas saturadas o grasas trans (las «grasas malas») están presentes básicamente en la llamada comida basura. Las investigaciones demuestran que lo mejor es que las grasas ocupen alrededor del 25- 30% de las calorías ingeridas totales. La gran mayoría de grasas que ingieras deben ser grasas saludables como los ácidos grasos omega-3.

Además, limita la sal

Consumir demasiado sodio propiciará la retención de agua y una presión arterial alta, lo que puede llevarnos a sufrir hipertensión y otras enfermedades cardiovasculares. Poco a poco, ve disminuyendo la sal de tus comidas. Sabemos que las papas arrugadas son muy socorridas en las comidas y cenas de empresa pero debes conocer tu cuerpo para no pasarte.

Deshazte también de los carbohidratos refinados

Los alimentos con grandes cantidades de azúcar no son recomendables si queremos llevar una dieta nutritiva. Si bien no está mal darnos un gusto de vez en cuando no deberíamos excedernos con este tipo de alimentos.

De esta manera podrás superar esos excesos navideños y después te será más fácil volver a tu peso inicial de forma sana.

Haz ejercicio regularmente

Las recomendaciones generales determinan unos 30 minutos diarios de actividad física, siendo suficiente caminar a paso rápido durante este tiempo. Ello permite quemar las calorías sobrantes y fortalecer músculos y huesos, pero también ayuda a controlar la tensión arterial, el colesterol y los niveles de glucosa en sangre, además de contribuir a la eliminación del estrés y ayudar a dormir mejor, adquirir un estado de relajación y evitar cambios de humor, mejorar la autoestima y el estado de satisfacción personal. También puede ser un buen medio para desarrollar una saludable actividad social cuando el ejercicio se hace en compañía.

Mantén un peso adecuado y abandona la idea de recurrir a las pastillas para adelgazar y a la dieta de moda. Sólo necesitas cumplir con ciertos hábitos saludables para lograr la figura que tanto deseas. Pasear o correr por nuestra playas es de las mejores actividades que puedes realizar.

Cuida la higiene corporal y bucal

Una higiene adecuada evita muchos problemas de salud: desde infecciones a problemas dentales o dermatológicos. El concepto de higiene no sólo se refiere al aseo y limpieza del cuerpo, sino que afecta también al ámbito doméstico.

Duerme bien

Dormir es una de las funciones más importantes de nuestro organismo y no deberíamos descuidarla. Es durante las horas de sueño cuando nuestro cuerpo se recupera de la actividad del día. Por tal motivo, tómate el descanso como una prioridad para mantenerte saludable y con energías.

Ten cuidado los productos tóxicos y la dependencia

El tabaco, el alcohol y las drogas inciden de forma muy negativa sobre la salud. La única tolerancia se refiere exclusivamente al vino o la cerveza, de los que incluso se recomienda el consumo del equivalente a una copa diaria.

Por otro lado, los medicamentos (analgésicos ansiolíticos, etc.) pueden generar ciertas dependencias y problemas hepáticos o insomnio al dejarlos.

Consigue un equilibrio mental

Necesitas un estado de bienestar emocional y psicológico, para mantener y desarrollar las capacidades cognitivas, las relaciones sociales y el afrontamiento de los retos personales y profesionales de la vida diaria. El estrés, el cansancio, la irascibilidad, la ansiedad son, entre otros, algunos de los signos que indican que el estado mental no es del todo saludable.

Tu actividad social es fundamental

Las relaciones sociales son un aspecto fundamental para la salud del ser humano y, en consecuencia, para un envejecimiento saludable. El aislamiento social puede llevar a un deterioro gradual e irreversible de las capacidades físicas y mentales, incluso a la incapacidad física y la demencia. Dar una vuelta por el parque Juan Pablo II o sentarse en un banco del Parque Doramas, puede suponer una actividad muy buena para salir del agobio diario.

Siéntete bien contigo mismo

Un estilo de vida saludable requiere que cambies tus hábitos actuales de vida, tus comportamientos y tus actitudes. Esto lo podrás hacer fácilmente si logras un desarrollo interno. De esa manera podrás cumplir el propósito que te hayas propuesto. Se debe evitar situaciones de estrés, cansancio laboral, etc. Hacer amigos y mantenerlos.

Con todos estos sencillos consejos de hábitos saludables diarios podrás desarrollar una vida sana, alegre y la podrás mantener en el tiempo con total seguridad.

¿Celebras la Navidad con tus mayores? ¿Qué consejos añadirías tú?

Deja una respuesta