Una mujer se licencia en Química a los 94 años

Fernanda-Pozo--qumica-a-los-94-aos--asistia-canarias.jpg

Siempre hay tiempo para recuperar nuestros sueños y conseguir nuestras metas. Así lo demuestra Fernanda Pozo, una señora que ha conseguido licenciarse en Química 75 años después de comenzar la carrera que dejó inacabada.

A Fernanda Pozo le quedaba una única asignatura para terminar los estudios

Fernanda Pozo, de 94 años, ha podido conseguir el título tan ansiado después de que la Universidad de Murcia le permitiera superar la materia que le quedaba pendiente con un proceso de compensación.

“Estoy maravillada y muy agradecida por lo que han hecho”, ha declarado la veterana Fernanda Pozo, de 94 años de edad, en el acto de entrega de su título de licenciada en Química. La mujer comenzó a cursar la carrera en los años 40, época en la fue un ejemplo de valentía ya que las mujeres eran la excepción en la universidad, y se vio obligada a abandonar sus estudios en el año 1949. Solo le faltaba una asignatura para terminarla hasta que finalmente ha sido subsanada la situación 75 años después.

Preguntada por cómo se dejó una asignatura para acabar la carrera, dijo que “con el profesor no me llevaba demasiado bien”, y que fue esta ´manía´ la que hizo que el docente no le diese luz verde en su día.

“No he hecho más que estudiar desde los once años”, incidió la mujer, que estuvo arropada en el acto por su familia. A su juicio, “todos tenemos que aprender y a mí me gustaba estudiar y saber cosas”. Cuestionada por si se habría dedicado a la Química de haber acabado su carrera de joven, Pozo insistió en que habría seguido aprendiendo. Pese a que casi un siglo la contempla, su vitalidad y ganas de saber siguen intactas.

Así mismo, afirma que el secreto de la culminación con éxito de esta empresa después de tanto tiempo han sido “las ganas de aprender”, porque “cuando éstas existen, no hay barreras”.

Ahora, 75 años después, ha sido cuando ha podido por fin ver culminado aquel antiguo sueño, recibiendo su título de la mano del Rector de la Universidad de Murcia, José Orihuela, en un acto en el que han asistido numerosas autoridades académicas y en el que ha estado acompañada por sus hijos y nietos.

También la orla de su promoción es un tanto diferente,  poco o nada tienen que ver con las que reciben el resto de alumnos. En blanco y negro y con apenas un puñado de alumnos, quien destacaba ya era Fernanda, la única mujer en un mundo totalmente copado por los hombres. Ella ha explicado que tuvo cuatro compañeras en la carrera, que “eran las únicas mujeres de la facultad”.

Ya hizo historia en su día y ahora lo ha vuelto a hacer. Las ganas de aprender lo son todo en la vida

 

Deja una respuesta