¿Cuáles son las mejores rutinas para salir y volver de la calle protegidos del virus?

En este momento, en el que el COVID-19 sigue latente, es muy importante establecer una serie de rutinas diarias antes y después de salir de casa para evitar el contagio y mantenernos protegidos.

Las mejores rutinas ante el Coronavirus

El virus mayormente se contagia de persona a persona. Esto significa que puede contagiarse entre gente que está en contacto estrecho entre sí o a través de las pequeñas gotas respiratorias cuando una persona infectada tose o estornuda.

1.Distancia social de seguridad

Como habrás podido leer ya, una de las mayores recomendaciones a la hora de salir de casa es mantener la distancia social de un mínimo de dos metros con el resto de personas para evitar que puedan transmitirte el virus a través del aire.

2. Lavado de manos

El COVID-19 se puede adquirir tocando una superficie u objeto donde se encuentre el virus, y luego tocándonos la boca, nariz o posiblemente los ojos, pero no se cree que esta sea la forma principal de contagio del virus. Sin embargo, es clave tanto lavarse las manos con agua y jabón como usar un desinfectante de manos porque son formas muy eficaces de eliminar la mayoría de gérmenes y patógenos. El desinfectante de manos suele ser más cómodo cuando no estás en casa y tocas cualquier cosa, como puede ser tocar una barandilla.

3. Uso de mascarillas

Ahora mismo, su uso es obligado en el transporte público, pero también el altamente recomendable su puesta cuando salimos a la calle para evitar lo que comentábamos en el punto 1. Sabemos que es molesta, pero es otra de las medidas a seguir, sobre todo, cuando hay bastantes personas en la calle. Recuerda que hay hacer un uso adecuado de la mascarilla, ponerla y quitarla adecuadamente.

4. No tocarse la cara

Evita tocarte la cara (la boca, la nariz y los ojos), ya que, si no te has podido lavar las manos fuera de casa, corres el peligro de llevarte el virus a la cara y contagiarte por este medio.

5. Manipulación de alimentos y uso de guantes

En todos los supermercados la puesta de guantes de usar y tirar se ha vuelto obligatoria para evitar que al tocar los distintos productos se propague el virus. Es por ello que la manipulación higiénica de los alimentos sigue siendo muy importante para evitar la transmisión de enfermedades. Eso sí, no se deben utilizar guantes para salir a la calle. La adecuada y buena higiene de manos es la mejor medida para prevenir la transmisión del virus.

6. Calzado y ropa

Aunque no está del todo probado científicamente, es recomendable poner a lavar a temperatura alta la ropa con la que salgamos a la calle y limpiar la suela del calzado al llegar al hogar.

7. Juguetes y animales

Una cuestión a tener en cuenta y de la que hablan los expertos es que, al salir con nuestros pequeños a jugar, cuando volvamos a casa limpiemos el balón, la bicicleta o lo que haya podido tener contacto con el suelo de la calle. Lo mismo ocurre con las patitas de nuestras mascotas.

¿Cuáles son los grupos más vulnerables?

Los principales grupos vulnerables son las personas mayores de 60 años y aquellas con hipertensión arterial, diabetes, enfermedades cardiovasculares y/o pulmonares crónicas, cáncer y/o déficit de inmunidad. Se incluye también a las mujeres embarazadas, por el principio de precaución.

También se consideran más vulnerables las personas que trabajan o viven en instituciones cerradas, con especial atención a las personas mayores que viven en Residencias.

Otras personas, como las que fuman o tienen obesidad, también parecen tener más riesgo de padecer una enfermedad grave.

Por todo ello, es imprescindible reanudar las actividades poco a poco, siempre siguiendo las pautas autorizadas en cada ámbito territorial, y mantener de forma estricta las recomendaciones generales para prevenir la trasmisión del virus: higiene de manos, uso de mascarilla donde se requiera y mantener la distancia de seguridad. Recuerda que seguimos en situación de alarma por riesgo del COVID-19.

¡Entre todos, podremos con el virus!