Cómo prevenir un ictus y qué medidas debes tomar para el cuidado de los mayores

b2ap3_thumbnail_201501026-Cmo-prevenir-un-ictus-y-qu-medidas-debes-tomar-para-el-cuidado-de-los-mayores_20161109-141218_1.jpg

Con motivo del Día Mundial del Ictus (29 de octubre), desde Asistia Canarias, empresa recientemente acreditada por el Gobierno, vamos a explicarte algunos conceptos básicos de esta enfermedad y te ayudaremos a prevenir un ictus y saber qué medidas debes tomar para los cuidados de los mayores y demás víctimas.

Cómo prevenir un ictus y qué medidas debes tomar para el cuidado de los mayores

Bajo el término ICTUS se engloban todas las patologías cerebro-vasculares debidas a la interrupción, momentánea o definitiva, del riego sanguíneo a alguna parte del cerebro, que aparecen de forma repentina. Ictus, embolia, accidente cerebrovascular, apoplejía con estos nombres es conocida esta grave afección cerebral. Más de 130.000 personas al año sufren ictus en España.

El cerebro, como cualquier otro órgano, recibe sangre para su funcionamiento a través de las arterias. Estas lo nutren con oxígeno y glucosa, que son los principales alimentos del cerebro. Cuando el flujo sanguíneo deja de alcanzar alguna zona del mismo, pueden alterarse las funciones de dicha zona, de manera transitoria si se ha recuperado el riego inmediatamente; o de manera definitiva, si el flujo se ha detenido durante un tiempo importante y las células del cerebro han quedado dañadas. 

Tipos de Ictus

Ictus isquémico: Un coágulo que obstruye el paso de la sangre hacia una parte del cerebro (85% de casos).

Ictus hemorrágico: Una hemorragia originada por la rotura de un vaso cerebral (15% casos).

El ictus ha llegado a considerarse una de las principales causas de muerte en los países desarrollados. De hecho, en mujeres es la primera causa; y en hombres la segunda, por detrás del infarto de miocardio. Se consideran prioridad sanitaria; y son el motivo más habitual de ingreso en cualquier servicio de neurología.

El ictus es también el primer motivo de incapacidad permanente, física e intelectual; y el segundo motivo de demencia, después de la enfermedad de Alzheimer.

¿Cómo detectar un Ictus?

Muchas veces nos atemoriza aceptar que estamos sintiendo algunos síntomas. Preferimos darnos tiempo a ver si “eso se pasa enseguida” en lugar de aceptar que podemos estar en peligro. La detección temprana de enfermedades como el ictus puede ser clave. Es muy importante reaccionar rápido y no atemorizarse o bloquearse ante lo que sucede.

-Pérdida de movilidad o sensibilidad de media parte del cuerpo (por ejemplo en la cara, brazo o pierna derechos o izquierdos).

-Pérdida del habla (para expresarse o para entender lo que nos dicen).

-Pérdida de visión (pérdida brusca, visión doble…)

-Dolor de cabeza de alta intensidad.

-Vértigo, inestabilidad, desequilibrio y confusión repentina.

 

Factores de Riesgo de un Ictus

Es muy importante que lleves una vida saludable, ya que la mayoría de los factores son producidos por nuestros malos hábitos en el día a día. Ser una persona sana es fundamental y llegados a una edad aquiere una importancia capital. Cuídate y tu cuerpo te lo agradecerá.

-Edad: según muestran estudios, a partir de los 55 años, es más frecuente la aparición de ictus y a partir de los 75 años de edad, ya es la principal causa de muerte vascular.

-Sexo: en mujeres, la muerte por enfermedad cerebrovascular es más frecuente.

-Raza: parece ser que las personas de raza negra e hispanoamericana son más susceptibles de sufrir ictus.

-Antecedentes familiares: si una persona presenta en su familia pacientes de ictus y enfermedades cerebrovasculares, tiene mayor riesgo de sufrir algún tipo de accidente cerebrovascular.

-Hipertensión arterial.

-Niveles altos de colesterol LDL.

-Fibrilación auricular (Arritmia cardíaca).

-La diabetes.

-La obesidad, sedentarismo y tabaquismo.

-Consumo de alcohol y drogas.

Consejos para prevenir hasta el 80% de los casos de Ictus


-Llevar una dieta rica y saludable; baja en sal y grasas.

-Realizar ejercicio moderado.

-Controlar el peso, la presión arterial, nivel de colesterol y azúcar en sangre.

-Abandonar el tabaco.

-Consumo moderado de alcohol.

-Controlarse el pulso regularmente. Si siente palpitaciones fuertes y rápidas,sin haber realizado ninguna actividad física previa, es recomendable que acuda a su médico.

 

En definitiva, tener una vida moderada y saludable ayuda a prevenir el Ictus. No esperes y comienza ya a cuidarte. ¿Has tenido algún caso cercano de ictus? ¿Te reconoces entre esas personas que temen reconocer los síntomas?

Cuéntanoslos también en nuestro Facebook

 

Deja una respuesta