Asistia Canarias considera que la Administración ha descuidado la ayuda a domicilio durante la pandemia

Desde Asistia Canarias se advierte que durante la crisis sanitaria generada por la pandemia de la Covid-19 los servicios sociosanitarios vivieron un periodo de máxima dificultad debido la falta de ayuda de las administraciones públicas, a las distintas restricciones del estado de alarma, la cuarentena y los posibles contagios de personal que, en nuestro caso, gracias a todas las medidas adoptadas, no llegaron a producirse. La implicación por parte de la empresa para garantizar el bienestar de nuestros empleados ha sido máxima, consiguiendo mascarillas de tela por medio de un grupo de voluntarios repartidos por toda la isla para suplir a diferentes entidades y consiguiendo las telas por parte de las donaciones tanto de las personas como de la Peña 16 Aythami Artiles.


De hecho, trabajamos con personal cualificado, así que había que saber lo que Sanidad aconsejaba para nosotros tratar a nuestro personal. Tratamos sobre todo con mayores y dependientes en los domicilios. Proveerles de material sanitario fue un triunfo, ya que no teníamos mascarillas en ningún sitio, o se compraban a precios desorbitados. Nos apañamos como pudimos y salimos airosos de la situación. No tuvimos ningún trabajador ni ningún usuario contagiado.

Además, queremos señalar que, pese a la dejadez de la Administración, hubo que tranquilizar a las familias por el miedo que tenían de que entrara gente en las casas, por lo que empezaron a suspender los servicios. Se daba mucho bombo y platillo a nivel hospitalario y a nivel residencias, pero lo que es ayuda a domicilio nos sentimos un poco descuidados por las organizaciones gubernamentales, hubo muchos mayores solos. Nunca dijeron que los servicios de ayuda a domicilio podían seguir activos. Siempre tuvimos esa duda. Nombraban residencias o centros sociosanitarios, pero no especificaba la ayuda a domicilio.

Para poder superar estas dificultades, las empresas del sector en Gran Canaria tuvieron que unirse para buscar mascarillas y guantes. La falta de material fue la causa de muchas cosas, advertimos desde Asistia Canarias.

Por otra parte, si en su día hubo muchos problemas para conseguir mascarillas, ahora no tenemos guantes. Hay problemas de abastecimiento de guantes. En la Isla no hay ahora mismo. En lo que concierne a los usuarios tenemos una valoración positiva, ya que la gente se está adaptando a esta nueva situación.

Con respecto a nuestros servicios, queremos comentar que nosotros atendemos en el domicilio todo lo que haga falta: ir a la farmacia, al supermercado, preparar la comida, lavar la ropa, limpieza del domicilio, atención física a la hora del aseo, etc. La ayuda a domicilio es un plan de choque total. Dependiendo de las necesidades nosotros nos adaptamos, en horarios y en días a la semana. Procuramos que siempre vaya la misma persona a atender a los mayores, ya que se adaptan mejor. Por otro lado, ofrecemos también un servicio de canguro. Hay muchas madres que con el teletrabajo no han podido realizar sus labores tranquilamente, sino con mucho agobio. También ofrecemos servicios de enfermería. Si uno de nuestros mayores está malo mandamos los servicios de enfermería a domicilio. Nos adaptamos a lo que se necesite en el domicilio.

Y, por último, hemos de agradecer la labor de todo nuestro personal, que ha respondido de manera excepcional a esta situación y siempre hemos estado junto a ellos para que no les faltara ni mascarilla ni guantes en su puesto de trabajo.