10 beneficios de la asistencia y ayuda a domicilio de nuestros mayores.

10-beneficios-de-la-asistencia-y-ayuda-a-domicilio-de-nuestros-mayores.jpg

Con el paso de los años nos vamos haciendo mayores y, aunque no queramos, nos cuesta desenvolvernos como cuando éramos jóvenes. Tenemos que darnos cuenta de nuestras limitaciones llegados a una edad y de la importancia de la asistencia a domicilio de nuestros mayores. Un cuidador puede ofrecer familiaridad, confianza, respecto, cariño,…, en definitiva cercanía. En Las Palmas de Gran Canaria (en la isla de Gran Canaria), contamos con grandes profesionales que pueden aportar muchas soluciones a personas enfermas, dependientes y un servicio sociosanitario personalizado para que no nos cueste adaptarnos a esa situación nueva para nosotros y todo ello acreditado por el Gobierno de Canarias

Por todo esto, desde Asistia queremos trasmitirte las ventajas y comodidades de tener una buena ayuda domiciliaria para personas mayores.

10 beneficios de la asistencia y ayuda a domicilio de nuestros mayores.

Permanencia en el Domicilio.

Las personas mayores, sobre todo aquellas que empiezan con algún tipo de deterioro cognitivo, se ven muy perjudicadas a la hora de desplazarse. Por esta razón, en la mayoría de los casos, se ven profundamente desorientadas al perder de vista su entorno, su vivienda, sus vecinos, todo aquello que para la persona mayor es familiar.

Cuidado personalizado.

A pesar de que el resto de las alternativas ofrecen un trato directo y personalizado, la Asistencia y cuidado de personas mayores en su propio domicilio es la única opción realmente personalizada. Esto es gracias a que el usuario cuenta con una persona que se dedica, durante el tiempo contratado, únicamente a ella. 

Coste moderado.

La asistencia a domicilio de personas mayores, tiene precios muy competitivos, sobre todo comparándolo con otro tipo de servicios como los residenciales. Los precios varían dependiendo del tiempo que se les dedique.

Establecimiento de rutinas.

Las personas mayores necesitan de movimientos rutinarios para simplificar y facilitar su día a día. La mejor forma de crear estos hábitos y rutinas es contando con un personal cualificado en el propio domicilio. Ello, no genera ningún trastorno de movilidad y sí que favorece la tranquilidad y la sensación de seguridad de la persona mayor.

Entorno particular.

Nuestros mayores desean permanecer en su domicilio. Por ello, un desplazamiento a centros residenciales puede desanimarles y hacer aflorar una sensación de nostalgia de su vida cotidiana. El cuidado de personas mayores a domicilio es la alternativa que siempre elegirán.

Libertad en el día a día.

Nuestros mayores se han ganado, a pulso, disfrutar de su vejez. Por ello, su vida debe guiarse por los impulsos y su voluntad. Qué mejor sensación que poder levantarse y acostarse sin tener en cuenta la hora que marque el reloj en su muñeca o invitar a los familiares y amigos a un aperitivo cuando se les antoje.

Compatible con las nuevas tecnologías.

Hoy en día, podemos instalar cámaras de videovigilancia sincronizadas con nuestro ordenador o smartphone para no perder detalle de cómo se encuentran nuestros mayores. Esta supervisión directa es una ventaja para poder disfrutar de la asistencia a domicilio de las personas mayores con plena seguridad.

Alegría, tranquilidad y seguridad para todos.

No hay mejor recompensa que ver a nuestros mayores felices y disfrutando de su vida. Sentirse querido y arropado por su entorno natural aporta un bienestar a nuestros mayores del que disfrutamos todos.

Estos son los 8 pilares fundamentales del cuidado de personas mayores, pero también queremos incidir en la facilidad de recuperación y en la esperanza de vida.

Cómo influye la ayuda a domicilio en la facilidad de recuperación y en la esperanza de vida

Mayor facilidad de recuperación.

En aquellos supuestos en los que una persona ha pasado de ser independiente a dependiente por la causa que fuere: Ictus, derrame, trombo,… pero cuya dependencia es reversible, por lo menos en parte, la recuperación es infinitamente mayor cuando se mantiene su entorno y cuando una persona se dedica en cuerpo y alma a ella, provocándole y motivándole para conseguir mejor y más rápida recuperación.

Aumento de la esperanza de vida.

Es muy habitual utilizar el término “se va a morir de pena”. Este término refleja fielmente el proceso interno que sufre una persona dependiente física o mentalmente cuando es obligada a trasladarse y es ingresada en una residencia (no así el que lo hace de motu propio). En muchas ocasiones las personas se sienten solas, abandonadas,… y pierden la razón de la vida, o lo que es lo mismo: la voluntad de vivir. Por este hecho, entre otros factores, la esperanza de vida se alarga sustancialmente cuando una persona es atendida y cuidada en su propio domicilio.

Todos estos beneficios son valores que se añaden de un buen cuidado de mayores. Estas ventajas son las que marcan la diferencia con respecto a otro tipo de servicios como son el ingreso de personas mayores en residencias. Este tipo de servicios en estos centros lógicamente son mucho menos personalizados y no generan los mismos vínculos de familiaridad, cercanía y confianza. Esto tiene una lógica y es que ese tipo de negocios buscan maximizar beneficios para un nivel de satisfacción de los clientes muy limitado. 

¿Qué otros valores crees que le puede aportar a una persona mayor un correcto cuidado? Nos importa tu opinión.

 

FUENTE DE LA IMAGEN: https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/736x/a0/f6/a1/a0f6a1164adf01f9c656f3b3a03e1e89.jpg

Deja una respuesta