Cómo ser Responsable en Navidad

202985-OZ1T7O-901.jpg

Llega la navidad y con ella las comilonas, los regalos, la decoración, etc. Todos/as nos relajamos y tiramos la casa por la ventana. Pero no nos engañemos, podemos disfrutar comiendo sin descuidar la salud nuestra y del planeta. 

Te explicamos cómo:

— El ejercicio físico es importante no descuidarlo en estas fechas. Si ya tenías una rutina como ir a caminar todas las tardes, por ejemplo, sigue con ello también en navidades. Y si no lo hacías antes, reserva mínimo 30 minutos al día para realizar ejercicio. Eso ayudará a evitar la tan temida subida de peso pero también a facilitar la digestión y a que duermas mejor.

– No hagas dietas antes de empezar la Navidad, solo vas a conseguir que cuando llegue el momento de las cenas navideñas las cojas con muchas más ansias porque te has estado privando de lo que te gusta días atrás.

b2ap3_thumbnail_203120-OZ1W2O-370_20171220-141259_1.jpg

– Cuando vayas a comprar los regalos, asegúrate de llevar tus propias bolsas (que no sean de plástico). Así estarás contribuyendo a reducir la problemática del plástico.

– Descansa bien por las noches. Cuando no lo haces, favoreces a que las hormonas que genera tu organismo pidan alimentos de fuerte carga calórica para contrarrestar la falta de energía que aporta un buen descanso.

– Para decorar tu mesa en las cenas especiales utiliza platos, vasos y cubiertos no desechables. En lugar de comprar y utilizar vasos y platos de plástico con motivos navideños, utiliza platos y cubiertos de material re-utilizable, así como vasos de cristal, con un poco de originalidad puedes montar una mesa muy navideña sin dejar de ser respetuoso con el medio ambiente.

– Es aconsejable que planifiques las comidas antes de comprar. Tener claro el menú, el número de personas que van a comer, escoger ingredientes saludables y que puedan ser utilizados para el resto de comidas de la semana evitará al máximo que queden abandonados en lo más profundo de la nevera o peor aún, de la basura.    

b2ap3_thumbnail_815_20171220-141357_1.jpg

– Congela lo que no vayas a consumir en ese momento. ¡No la tires! Si no tienes sitio en casa, piensa que hay muchos comedores sociales que agradecerán tu aportación.

– Para evitar los atracones y las digestiones pesadas típicas de estos días lo mejor es, que de las 4-5 comidas diarias que debemos hacer, solo una sea abundante. Es decir, que si tenemos una cena que creemos que va a ser excesiva, hagamos un almuerzo ligero. Pero no te saltes comidas.

– No dejes encendidas las luces navideñas todo el día. Apágalas por la noche o cuando no estés en casa. Ahorrarás dinero y evitarás la contaminación lumínica.

Esperamos que estos sencillos consejos te sirvan y disfrutes las navidades.

Deja un comentario

Cerrar menú